Ignacio Tomás Escudero Pérez
Asociación Virgen de Guadalupe (Madrid)
DÉCIMO ANIVERSARIO

Nacisti mu chiquinina;
pero nacisti con juerza;
nacisti mu chiquinina
«Asociación Extremeña
de Virgen de Guadalupe»,
de recia estirpi y solera.

En coretis te mecimos,
llenos de amor y terneza.
Desnúa der tó vinisti
a esta zona madrileña,
ondi hay mucho extremeño,
que quieri mucho a su tierra.
Vinisti a esta barriá,
que llaman de «La Dejesa».

Te cogimos en los brazos
con mucha delicaëza,
pa que tú no te enojasis,
pa que no mos rejuyeras
y dalti tó nuestro amor
y asín creciesis con priesa.

Nacisti mu chiquinina,
dulci esperanza nuestra,
en la que jué la Capilla
d'esta barriá tan güena.
Nacisti ya bendecía
por nuestra Virgen morena,
la Virgen de Guadalupi,
Señora de las Villuercas.

Tú no sabis los apuros
de aquellas primeras fechas.
Si es que no teníamos ná,
no teníamos ni una «perra»;
pero teníamos de sobra
lo nesezario a una empresa:
Valor para derrochar,
amor sin par a la tierra
y ganas de pregonar
a nuestra tierra extremeña,
pos sabemos de la sangri,
que corri por nuestras venas.

Y, asín, se jizo el milagro,
manque arguno no lo crea.
Con amor y con suol;
pero sin una peseta,
disti tus primeros pasos
y mostrasti tu belleza
a estí barrio tan querío,
el barrio de «La Dejesa».

Por sus callis paseasti
tus primeras piruetas.
Y se ascucharon los sonis
de la jota de la tierra,
de esa música sencilla,
como ruïo de alamea,
que refresca el corazón
y a nuestras almas orea.

Con apenas quince días
ya montamos la caseta.
¡Cuánto suol y desvelo!
¡Cuánto amor y cuánta entrega!
¡Cuánta ilusión y fatigas!

¡Cuántas jansias!...¡Cuántas penas!

Pero, al final, allí estaba,
planté en aquella feria.
Mu orgullosos mos sentimos
de vel montá la caseta.
Dendi allí a los cuatro vientos
pregonamos nuestra tierra,
jablando de Extremaüra,
trujiendo las cosas ésas,
tan nuestras y tan sencillas,
que son como nuestra esencia.

Y trujimos los cantaris
y jablaron los poetas
y en el jumo se golían
las morcillas extremeñas,
las migas y los torreznos,
la sobrosa caldereta.

Se desbordó la alegría
y se jizu la gran fiesta
y los vecinos del barrio,
altoncis, se dieron cuenta
que Extremaüra es ansín
de alegri, sana y de güena,
e icían, encantaos:

¡Qué jermosa es esta tierra,
que, con los brazos abiertos,
acogi a todos en ella!.

Estos jueron los prencipios
d´esta chiquinina bella,
sus primeras sonrisinas
y sus lágrimas primeras.

Juisti creciendo, creciendo,
llena de ilusión y juerza,
pregonando a Extremaüra
con las tonás extremeñas,
con sus cantis y sus bailis,
que al jondo del alma llegan,
con el traji regional,
con esa alegría nuestra,
que se esparci por el barrio
y en las Misas Extremeñas.

Que le preguntin al cura,
al párroco de la iglesia.
Siguis p´alanti, p´alanti,
pos me remito a las pruebas:
Pos se jacin exculsionis,
pos se icin conferencias
y se ponin unos vidios,
que mos muestran la belleza
d´esta nuestra Extremaüra,
llena de encanto y riquezas.
Y hay «Semanas Curturalis»
y hay exposicionis nuestras.

Se jacin tamién deportis
y otros juegos de la mesa
y reunionis en la Sedi
y se palra de la tierra
y de las cosas que pasan,
pos todu mos interesa,
en buen amor y compaña
y con la mesa bien puesta.

Asín vas creciendo tú
y cada ves con más priesa.
No te pueés enfigural,
ni una mijina siquiera,
los trabajos y desvelos,

los doloris de caëza,
que cuesta salir p´alanti,
día a día, pa que crezas.

Pero se va superando,
porque, aquí, hay genti mu güena,
genti que ese desvivi,
con una total entrega,
genti que no descansa,
genti que sólo piensa
en ayüal en las cosas,
jaciendo muchas tareas;
genti que trabaja mucho
en laborablis y en fiestas,
que sólu tieni una mira,
que sólu tieni el emblema:
«Jacel por Extremaüra,
jacel por España en élla»,
jacel que se la conoza,
que se la respeti y quiera,

Con unas gentis ansí
se va jacia ondi quiera.
¡Qué Dios les premie su esjuerzo
y lo agraeza la tierra!

Has cumplió ya dies años
Asociación Extremeña.
Has cumplío ya dies años,
eres robusta y recia
como lo son las encinas
y canchalis de la tierra;
manque argunos agoreros,
esa fauna tan infeta,
dijesin ná más nacel,
que durarías tres fiestas.

Pos aquí estás tan lozana,
dies abriles que revientan,
siendo la envidia del barrio
y su mejón pregonera.
Y, como has crecío tánto,
te hemos comprao ropa nueva
y te hemos engalanao,
ëntro de nuestras juerzas.

Brindamos por tu salú,
por que sigas en la brecha;
y levantamos la copa,
pidiendo a Dios te conceda
un cumpleaños felís,
lleno cosas mu güenas,
y que cumplas muchos más,
por el bien de nuestra tierra.

Que Dios bendiga tus pasos,
«Asociación Extremeña
deVirgen de Guadalupe»,
pa que sigas por la senda,
trazá dendi el emprencipio,
que tieni por guía y lema:
«Jacel por Extremaüra»
y cá uno con sus juerzas.

Que con su manto la Virgen,
esa Virgencina nuestra,
la Virgen de Guadalupi,
Reina de España y América,
te acoja bajo sus plieguis
y contra el mal te proteja.

Sementera nr.32 Mayo de 1993.