Consuelo Cuenda
Jerez de los Caballeros

Alcalá de Henares ( MADRID)

A MI TIERRA EXTREMEÑA

Asina que siento cerca mi tierra extremeña
me entra un süo frío y jasta temblaera
arrempujo p'alantre con el cuerpo
como si volá quisiera pa llegá cuanto antes.
Pa sentí el aire y pa ve los colores de mi tierra
y escuchá el palrá de mi gente,
que entavía se cuelan palabras mu d'nantes
que se quearon p'a siempre en mi mollera
y me gusta escuchalas de nuevo,
con ese acento durzón que tié caencia.
Se resbalan por mi oreja y me siento mu feliz
con las cosas de mi tierra
y es que de verdá soy extremeña.
Ná puo cambiarme en otras tierras
ni su gente ni sus fiestas,
manque haya sio güeno lo vivio.
Nacía como soy en ese pueblo
de torres tan cumplias y tan recias
que aguantan vendavales y tormentas
y el caló del verano que pega con juerza.
Esas torres no se amilanan permanecen recias,
jueron jechas p'a aguantá lo que venga.
Jerez de los caballeros es el nombre de mi pueblo
ya es hora de vos lo dijera
me gusta tenervo entrigao una mijina
pa aluego soltaglo de una ve
y que sentais lo bien que suena.
ĦQue bonito es entavía!
manque haya sufrío argún retoque
por humó de los adelantos de la via.
Sus calles ya no son de piedra
o empedrá que viene a se lo mesmo,
ni el paseo por el que dábamos güertas
ni el parque de Santa Lucía
con la fuente aquella de leones.
Las vistas son las mesmas
se devisa a lo lejos las dejesas y los cerros
er pantano y jasta creo recordá que la Albuera
ande iban los pescaores a por tencas.
Pero hay cosas que están lo mesmo que e'nantes
las iglesias, las fuentes y jasta los barrios
como er de los Mártires, ande vivían los agüelos
con la ermita enfrente, y el llano
ande se celebraban las velás
y tiraban cojetes.
Que recuerdos mi madre, que infancia más feliz
en la mi tierra y que peregrinaje me jué impuesto.
Asina que crecí y entré en er matrimonio
tuve hijos y un trabajo
y to mu lejos de mi tierra extremeña.
Pero yo siempre güervo a mis raigambres
y es que de verdad soy extremeña.


Jueron jechas pa aguantá lo que venga.